El transporte público es y será un servicio esencial en las ciudades

La crisis del COVID-19 puso patas para arriba muchas de nuestras actividades y modificó el desarrollo de las industrias. Desde Ualabee realizamos una pequeña encuesta a nuestros usuarios sobre las inquietudes y necesidades referidas a la movilidad que se desarrollará luego de la pandemia. A continuación, algunas respuestas y reflexiones al respecto: 

El transporte público continuará siendo un servicio esencial. Los motivos son muchos, pero tal vez baste decir que representa la opción económicamente más viable y respetuosa con el medioambiente. Frente a esto, existe una preocupación real: gran parte de nuestra comunidad expresa la necesidad de retomar este medio de movilidad pero no saben bajo qué condiciones hacerlo.  

  • El 38% de nuestros usuarios están dispuestos a utilizar sus bicicletas para descomprimir el tráfico y la propagación del virus. El mismo porcentaje de personas de la encuesta sostiene que podría adquirir una bici para comenzar a trasladarse.
  • El costo del viaje resulta fundamental. El 63,5% optará por el servicio más económico. Esta característica es insoslayable y define la importancia de preservar el transporte público. 
  • Las apps de movilidad son una gran opción para calcular nuestros desplazamientos urbanos y ahorrar tiempo. En este sentido, la tecnología nos permite dinamizar nuestras rutinas, evitando el colapso del tránsito urbano
  • Se valora el arribo a tiempo. Este indicador resulta clave para comprender que el uso del transporte público antes que el particular, ayudaría a descomprimir el tráfico
  • Las ciudades con menos automóviles en circulación tuvieron un impacto positivo en el cambio climático y redujeron la contaminación

En América Latina 250 millones personas sufren problemas y pérdidas de tiempo al desplazarse. La mayoría de las que utilizan el transporte público no cuentan con otros medios de movilidad y, a pesar de que hoy es un mercado afectado, la actividad obligatoriamente continuará.

Antes de la aparición del virus solíamos viajar con exceso de pasajeros. Este escenario resulta impensado en el momento que transitamos y es por eso que resurge la idea de utilizar el vehículo particular.  ¿Es esta opción viable o conveniente para nuestras ciudades, o incluso, para [email protected] [email protected]

¿Qué podemos hacer al respecto?

“Es esencial la planificación y prevención de políticas de movilidad post confinamiento que permitan los desplazamientos seguros y una activación económica bajo el control de propagación del virus.” Joaquín Di Mario, CEO de Ualabee.

A partir del análisis del comportamiento de nuestros usuarios elaboramos un plan integral de movilidad urbana que permitiría retomar a las actividades en las ciudades, claves para el desarrollo económico. El mismo puede transmitir tranquilidad a la incertidumbre de [email protected] [email protected] del transporte público. Estas son algunas posibles medidas de implementación: 

  • Reorganización de los horarios laborales y puesta en marcha de teletrabajo para evitar la saturación de viajes
  • Refuerzo del pago digital del transporte
  • Implementación de distanciamiento social dentro de las unidades de transporte y en las paradas, o sitio de espera de metros 
  • Fomento el uso de eco bicis y monopatines, junto a la planificación de bicisendas y carriles exclusivos

Todo indica que la nueva cotidianidad deberá ser sostenida bajo el pilar de la cooperación y solidaridad de [email protected] [email protected], las instituciones y los diferentes mercados económicos. Sigamos apostando a la inclusión y a la conectividad del desplazamiento en América Latina.

¿Y tú cómo ves la vuelta a la normalidad? ¿Tienes inquietudes o sugerencias que podamos contemplar en el desarrollo de nuestras notas o en la app?
¡Puedes dejarnos tu comentario aquí abajo!

Para viajar de manera práctica y enterarte lo que sucede con el tránsito de la ciudad, descarga de manera gratuita Ualabee, en este link.

Comparte este artículo en redes